Reseña sobre la escuela

El Instituto “Santa María Goretti” nació, por inspiración y voluntad del Padre Miguel J. Florio, a comienzos de 1960, bajo la jurisdicción nacional (SNEP).

foto histórica foto histórica

Fue en sus orígenes una escuela normal para mujeres, porque la principal preocupación de su fundador era la educación cristiana de la juventud y, particularmente, de las maestras que en el futuro habrían de formar a las nuevas generaciones.

Funcionó en sus comienzos en dependencias de la propia parroquia, pero pronto se estableció en un edificio anexo al Colegio “San José”, de las Hnas. de la Inmaculada, donde permaneció una década, hasta su posterior regreso a dependencias parroquiales donde, con esfuerzo pero sin pausa, construyó su edificio propio, donde actualmente desenvuelve sus actividades.

Las reformas producidas en el sistema educativo hacia fines de los años 60 y comienzo de los 70, motivaron sucesivos cambios de planes (Bachiller con Orientación Docente o Pedagógica y Bachiller Nacional) hasta que, en 1973, se adoptó la modalidad de Secretario Ejecutivo Bilingüe, que se mantuvo vigente durante casi treinta años. Desde esa misma época, la escuela admitió también la matriculación de varones.

En el año 1993, el Instituto fue objeto de la transferencia de servicios educativos nacionales a la jurisdicción de la Provincia de Santa Fe, en virtud del llamado Primer Convenio. Allí cambió su denominación original de "Instituto" por la de "Escuela" y su característica (C-97) por su número actual.

Desde 1999, como todas las escuelas medias de la provincia y por imperio de la Ley Federal de Educación, se inició el proceso de transformación educativa con la implementación de 8º y 9º año de EGB y, luego, de la Educación Polimodal, en las dos orientaciones que se todavía dictan en el Establecimiento: "Economía y Gestión de las Organizaciones" y "Humanidades y Ciencias Sociales".

Actualmente se halla en curso la aplicación de la nueva Ley de Educación Nacional que, hasta el momento, no ha implicado cambios sustanciales en los planes y programas de estudio.

Su personal, que en los comienzos contaba con una mayoría de profesoras de la ciudad de Rosario, está actualmente integrado casi exclusivamente por docentes de Arroyo Seco que, en una notable proporción, son, además, ex-alumnos de la institución.

Su estructura edilicia, fruto del esfuerzo y la contribución de los padres y de toda la comunidad, y su organización académica, están al servicio de cerca de 400 alumnos, repartidos en 14 divisiones de 1º a 5º año.

La índole particular de la escuela tiene su reflejo (además de en lo curricular) en diversas actividades que ponen su acento en la promoción de los valores y las virtudes cristianas y humanas: convivencias, encuentros, campañas solidarias, etc., porque su objetivo final es la formación integral de la persona humana.

Samuel Chiorra.

Fotos del recuerdo


<
>